Zona Uno / Colson Whitehead

zona

 

Más que auge, creo que estamos en un período de visibilización de lo que alguna vez ciertas mentalidades denominaron subliteratura, subgéneros, literatura de evasión y quien sabe qué otro término que sonara culto y despectivo al mismo tiempo. Si alguna vez hubo una frontera demarcatoria – más que frontera, un puesto de control con guardias armados – entre la ciencia ficción y otras maneras de entender la literatura, esa frontera está siendo cruzada desde ambos lados desde hace buen tiempo.

Lo que no significa que siempre se haga con éxito. Colson Whitehead ha sido galardonado con diversas becas y premios que, supongo, evidencian su talento literario. Sus premios más recientes (2017), por su novela El ferrocarril subterráneo, han sido nada menos que el Pulitzer y el Arthur C. Clarke, habiendo sido también nominado para el Man Booker Prize. Casi nada. Si quieren saber de qué va, pueden acceder a este enlace .

En tanto, pude acceder a Zona Uno, publicada en 2011, cuyo texto de la contraportada no puede ser más estimulante:

“Desde que una epidemia azotó el planeta, en el mundo quedan dos tipos de personas: los sanos y los infectados; los vivos y los no muertos.

Manhattan ha sido acordonada y el gobierno provisional ha exterminado a casi todos los infectados; la situación parece bajo control. Pero una sorpresa aguarda entre las desiertas calles de la Zona Uno, y Mark Spitz y sus compañeros de la brigada de limpieza están a punto de descubrirla…”

Así si que dan ganas de leerla, ¿verdad? Tenía la expectativa de encontrarme ante una mezcla de Soy leyenda de Richard Matheson con El cartero de David Brin, una novela de zombies y postapocalíptica a la vez. Y si, hay zombies y un protagonista, Mark Spitz, avocado al restablecimiento de la civilización. Pero hasta ahí llega el interés que pudo generarme la novela, cuyo tono general sólo puedo describir como desangelado. Los personajes se dedican, antes que a cazar zombies, a sumergirse en profundísimas y aburridas reflexiones en torno a cómo era la vida antes de la infección, cómo es la vida después de la infección, y cómo será la vida después de la infección. Y eso es casi todo lo que ocurre durante toda la novela.

No negaré el buen uso del lenguaje, en el sentido que Whitehead nos proporciona muy bellas imágenes de la ciudad que el protagonista – y otros personajes tan anodinos como él – está encargado de limpiar de muertos y no muertos. El hallazgo de un cuerpo puede ser el inicio de una maravillosa descripción de un jardín o un resumen del proceso de migración del campo a la ciudad. Pero esa sucesión de reflexiones acaba por cansar, al punto que el lector termina por desear que el autor abandone por un rato su posición de representante de la alta literatura y se ensucie las manos – o el teclado – siquiera un poco, a fin de darle algo de acción a la novela. Vamos, que uno no espera leer siempre historias con persecuciones, balazos y carne en estado de putrefacción, pero esta novela hace que uno las extrañe.

Podría acaso esperarse que el aspecto prospectivo de Zona Uno – la organización futura de la sociedad – podría generar algún interés en el lector, pero la verdad, ofrece la misma emoción que la lectura de un manual de instrucciones de cualquier electrodoméstico.

Más interés me generan los libros recomendados por Alejandra Amatto, de la UNAM, todos de autores latinoamericanos, que han enfocado a su manera la ficción apocalíptica, lista que comparto con ustedes:

Edmundo Paz Soldán (Bolivia)

_Las visiones_, (Páginas de Espuma, 2016)
_Iris_, (Alfaguara, 2014)
_Los días de la peste_, (Malpaso, 2017)

Rita Indiana (República Dominicana)

_La mucama de Omicunlé_, (Periférica, 2015).

Efraím Blanco (México)

_La nave eterna_, (Acá las letras, 2017)

Bernardo Esquinca (México)

_La octava plaga_ (Zeta, 2011, Almadía 2017).
_Inframundo_ (Almadía, 2017).

Samanta Schweblin (Argentina)

_Distancia de rescate_, (Almadía, 2014)

Martín Lasalt (Uruguay)

_Pichis_, (Fin de siglo, 2016)

Y vendrán más.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s