Mariposas del oeste y otros relatos

mariposas
Magistral portada a cargo de Juan Miguel Aguilera. Disponible también en e-book.

La ciencia ficción hispana se está asentando en cuanto a variedad, calidad y propuestas editoriales. A las editoriales clásicas se suman nuevos sellos, entre ellos, Sportula, el cual además tiene a bien publicar su producción tanto en versión impresa como en formato electrónico, éste último a un precio que linda con lo ridículo, sobre todo, por la calidad del contenido que uno obtiene en contraprestación. ¿Que hay que comprarse un e-reader o tablet para leerlo? ¿Que hay que contar con VISA o MASTERCARD para poder bajarse libros? Pues yo diría que lo que viene publicándose en versión electrónica lo ameritan. Una inversión mínima, si se piensa en todo lo que se puede obtener. Aqui, un enlace al texto de presentación de la antología,  En defensa de la narrativa breve, a cargo de Mariano Villarreal.

Dad al César, de Eduardo Vaquerizo .- Los relatos que cuestionan nuestras creencias o a las organizaciones religiosas, o que plantean nuevas maneras de “entender” e “interpretar” textos sagrados, son un filón inagotable para la literatura especulativa. En un mundo en el cual el aborto es legal y seguro, ¿cómo haría una religión organizada, cuyo credo es “defender la vida”, para cumplirlo a cabalidad? ¿Estamos hablando de auténtico amor a la vida o de simple fanatismo? ¿Y qué decir de los escándalos que involucran a sacerdotes pedófilos? Para leer con mucha atención.

Gloria a Dios en las alturas, de Rafael Marín .- En su lucha contra el mal (?), el Vaticano cuenta con un brazo armado: la organización Ora Pro Nobis. En este cuento,  los integrantes de la organización son destinados al pueblo griego de Hyrcus, donde el Mal se ha manifestado.

Zona de penumbra, de David Roas .- Incluido en su volumen “Bienvenidos a Incaland”, este inquietante relato, ambientado en la ciudad del Cusco, juega con la mente del lector, planteando un posible vínculo entre las ciclópeas construcciones incaicas y las oscuras fantasías (¿realmente lo fueron?) lovecraftianas. Luego de leer este relato, mis recuerdos del Cusco ya no son los mismos.

El niño de las estrellas, de David Jasso .- Ser raptado debe ser una experiencia atroz. Ser raptada y embarazada adrede por un maniático religioso que además pretende estar cumpliendo una misión divina, afirmando ser el mismo un ser ajeno a la humanidad… El giro que toman los acontecimientos es de lo más sorpresivo, y al mismo tiempo, coherente con lo narrado.

Bultzatu, de Ekaitz Ortega .- Interesante ucronía en la cual, tras la muerte de Franco en plena Segunda Guerra Mundial, los nazis ocupan España, que genera el surgimiento de un grupo de resistencia, la Bultzatu. A mayor conocimiento de historia y geografía, mayor disfrute del cuento. Así es la ciencia ficción, te obliga a investigar.

La bestia humana de Birkenau, de Sergio Mars .-  Nuevamente, la Segunda Guerra Mundial. Nuevamente, los nazis, esta vez empeñados en realizar el más aberrante de los experimentos, un cruce entre un ser humano (representante de una de las “razas inferiores”)  y… otra especie animal. Bien descrito el ambiente y los personajes, aunque el final es un tanto anticlimático.

El último piquicorto, de Marián Womack .- Buena ambientación de una Tierra futura que, a causa de alguna catástrofe climática, ha visto cómo se extinguen diversas especies de animales y plantas. Si bien el alimento no escasea, escasea la variedad. Pero la historia como que pierde algo de impulso, desaprovechando su magnífico escenario a causa de la insipidez de los personajes, cuyas motivaciones y actos apenas inspiran empatía al lector. Influjo de la posmodernidad, supongo.

Di hola de parte de Gwydion, de Ana Angulo y Steve Redwood .- El horror y la distopía hacen buena pareja en esta historia de un matrimonio marcado por la tragedia de haber engendrado una hija enferma y deforme, que a pesar de todo se resiste a morir. Sólo que la manera que tiene de aferrarse a la vida, a través de la manipulación de un maníaco con el cual, sin embargo, acabamos simpatizando, es ciertamente repulsiva.

El traductor de Dios, de Javier Castañeda de la Torre.- Uno de los cuentos que más me ha gustado de la antología. Va de un mundo paralelo, en el cual la “ciencia” imperante es la cábala hebrea, fuente de poder de la civilización judía que domina al mundo. La cábala, que tiene por sagradas las 22 letras del alfabeto hebreo, y que extrae su poder de la combinación de estos símbolos. Animar golems, desplazar vehículos, incluso volar, son efectos que se logran aplicando la “combinación” adecuada. Lo mismo se aplica para la biología, lo que lleva a un audaz y desesperado científico a buscar la combinación cabalística que le devuelva la vida a su hijo, recientemente fallecido. La cábala parece insuficiente, por lo que deberá recurrir a la herética y aparentemente inútil ciencia árabe, basada en el álgebra y la física.

Mariposas del oeste, de Elaine Vilar Madruga.- ¿Por qué las cosas hermosas suelen ser tristes? Es quizá la mejor descripción de este cuento, el cual nos narra los avatares de una niña nacida en un mundo postapocalíptico, indescriptible y escalofriante, que sueña con un destino mejor que convertirse en una mariposa del oeste, o mejor dicho, en la concubina de un todopoderoso ser no-humano, para la cual bien podría ser una amante… o comida.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s